miércoles, 6 de febrero de 2013


En Ecuador, como en muchos países, desde hace algún tiempo hay intentos por legalizar el matrimonio gay, pero no se ha logrado todavía.

Aunque no hay matrimonio gay existe la figura de "unión de hecho", según nuestra ley dos personas que haya vivido de manera monógama por mas de un año generan los mismos derechos y obligaciones que un matrimonio civil.

El caso es que al poner "dos personas" y no especificar "hombre y mujer" ha causado que tanto parejas de gays y lesbianas vivan como un matrimonio como cualquier otro, tanto es así que hubo un caso en el que una mujer pudo cobrar la pensión a la muerte de su compañera. El único derecho que se le niega a estas parejas es el de adoptar.

Hace unos meses se discutía en la asamblea una ley para modificar la cédula de identidad la palabra "sexo" por "género" y que de ese modo una persona escoja el género con el cuál se sientan mas identificado, ley interesante por muchos motivos pero que ha quedado pospuesta hasta después de las elecciones de febrero. La verdad no creo que cuele.

Ahora las elecciones de febrero han traído de nuevo a esos odiosos seres que tratan de ganar electores con promesas baratas, shows artísticos y sonrisas falsas, vaya pues que comenzó el circo.

Una de esas... ¿se les puede considerar personas? se llama Nelson Zavala, inscrito de última hora ya que el candidato oficial de ese partido no fue aceptado, es pastor evangélico y defensor de la familia y las buenas costumbres, que ha prometido que de ganar traerá la religión al gobierno (se nota que el señor no ha estudiado historia ecuatoriana y no sabe lo que costó separar religión y gobierno a principio del siglo pasado)

Piensa ganar las elecciones haciendo declaraciones tan inteligentes como: "El Ecuador no necesita homosexuales, lesbianas, travestis, ni transexuales, ni borrachos" y luego pidiendo disculpas diciendo: "Pienso que la homosexualidad es un severo trastorno de la conducta, no lo considero una enfermedad"

Obviamente que al señor Zavala le han caído críticas por doquier e incluso ha sido amenazado con ser sancionado y aún así sigue con sus declaraciones.

Se imaginan lo que pasaría si un hombre así ganara la elecciones? Todo lo que la comunidad GLTBI podría perderse, hasta podría volver hacer que fuera ilegal el ser homosexual. Afortunadamente el estimado señor Zavala va último en las encuestas.


2 comentarios:

  1. se le nota al Nelson ese preocupado por la cama de los demás y ademas cortito de cerebro ¡vamos qué! de donde han sacado ha este tipo de la Santa Inquisición ¿o qué? yo de todas modas me he echado unas risas porque como político es una mierda ahora bien como payaso vale un potosí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue escogido de última hora por que al candidato oficial no cumplía con las condiciones para la inscripción, creo que lo escogieron a dedo por que de haber hecho una elección interna no creo que hubiera ni dos votos.

      Eliminar