martes, 28 de agosto de 2012

Top Five

Mi chica interna siempre quiso exteriorizarse y aunque intentaba mantenerla controlada muchas veces lograba salir, y lograba hacerlo en los momentos menos apropiados, muchas veces tenía gestos y movimientos que me dejaba en situaciones muy incomodas.
Aunque fueron muchas decidí hacer un "top five" de las que considero que fueron las mas relevante, todas estas sucedieron durante mi adolescencia.

Nº 5
Me dirigía a la cocina, cuando de pronto oigo a mi abuela decir "No camines así, baja las manos, que eso no es de hombrecitos"  yo solo estaba caminando, si hice algo fue sin darme cuenta, después de que oí eso continué mi camino casi  marchando.

Nº 4
Había salido temprano del colegio, creí que tenía la casa sola para mi, así que apenas cerré la puerta me puse a cantar a todo pulmón, pero no solo yo había salido temprano, mi mamá me estaba oyendo desde el segundo piso y bajo gritando: "Ay, mijo, que lindo que a sabido cantar", quizá fue de las veces que estuvieron por atraparme, por que si en vez de bajar gritando hubiese bajado silenciosamente para sorprenderme pues me hubiese visto dando vueltitas y moviendo las manitos, y otra cosa que no se dio cuenta era que yo intentaba imitar la voz de la princesa Jazmín de Aladín.

Nº 3
De camino al colegio, unos chicos comenzaron a chiflearme y decirme de cosas, de nuevo solo estaba caminando, me sentí intimidada y comencé a cubrirme lo mas que podía, haciendo mi suéter de colegio para abajo, eso solo aumento las risitas y los comentarios de ellos y ahora me estaban lanzando piedritas, afortumadamente llego un bus al que me subí sin darme cuenta para donde iba.

Nº 2
Era el inicio del año escolar, entre mis nuevos compañeros de colegio había una chica que tenía el cabello corto y se peinaba como chico lo que la hacia lucir muy guapa, realmente me ilusionaba tenerla de compañera, estaba pensando en ella cuando entre a un micro mercado por algo de comer, al momento de pedir unas galletas lo hice modulando la voz lo que provocó que tres hombres que estaban conversando junto a la caja soltaran una tremenda carcajada, el tendero, que también tenía una horrible sonrisa, me dio las galletas las tomé pagué y no esperé el cambio, salí de ahí corriendo.

Nº1
Saben como son las conversaciones de los chicos, uno dice un insulto el otro responde con otro insulto, el otro da un insulto mayor y todo normal, no ha pasado nada. Pues estaba en una de esas conversaciones y era mi turno para responder pero en vez del insulto de rigor lo que hice fue sonreír, ladear la cabeza, el cuerpo para adelante, las manitos atrás, no se que dije pero mi amigo tenía la boca abierta y se le habí ido el color, cuando me dí cuenta de lo que había hecho sacudí la cabeza, aclaré la garganta y cambié de tema, por suerte el también prefirió hablar de otra cosa yhacerse el loco con lo que había pasado y hasta donde se no selo contó a nadie.

Como se habrán dado cuenta, mi chica interna se manifestaba cuando estaba muy feliz o cuando sentía muchos nervios. Aún ahora me resulta un tanto difícil controlarla, capaz que un día de estos la dejo salir para que se divierta.

2 comentarios:

  1. Buf, terrible tener que reprimir gestos naturales. Como las actrices cuando las graba la cámara, en esos minutos controlan todos sus movimientos y expresiones, sólo que a ti te graba muchísimas más horas al día. Deja salir a tu chica, pobrecilla ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Digamos que ahora me sale muy natural el ser un "chico normal" por lo que es raro que se me salga algo, aunque no por eso mi chica se esta quieta, lo de dejarla salir es algo que tengo pendiente y que quiero hacer desde hace algún tiempo.

      Eliminar