sábado, 28 de abril de 2012

Alex y Saúl (10)

-Es rosado – Durante toda la semana, Alex, había tenido que aguantar los regaños de Verónica, "enderézate" "no camines como pato" "cierra las piernas", eso sumado a las lecciones de maquillaje y ahora esto- ¿No tienes otro?

-Este vestido te va a quedar bien y es solo mientras te conseguimos algo mejor – Era sábado y dentro de una semana Alex tendría su cita con Saúl, era necesario comprarle ropa para que estrenara ese día – Solo póntelo.

-Ya, bueno ¿y dónde me cambio? – Estaban en una calle cerca del centro histórico, un poco mas allá se encontraban varios almacenes de ropa pero entre esta calle y los almacenes no había ni un baño público ni nada parecido donde pudiera cambiarse.

-Pues aquí, mira te quitas la camiseta, te pones el vestido y luego te quitas los pantalones –Era un vestido de una sola pieza sostenido por dos tiras, tenía unas rayas horizontales de un rosado un poco más oscuro- Apúrate que ahorita no hay nadie.

-Ya que – No de muy buena gana Alex lo hizo, en estos días había aprendido que si el tenía mal carácter el de su hermana podía ser peor.

Verónica guardo la ropa de su hermano en la mochila en la que había traído el vestido y de la cual sacó unas sandalias para completar el atuendo de Alex. Le peino con todo el cabello hacia abajo para hacerle una especie de cerquillo y con unos invisibles colocados estratégicamente pudo darle un peinado bastante femenino a pesar del poco cabello que Alex tenía. Para terminar un poco de brillo labial y un poco de sombras en los ojos, se veía precioso.

El condenado vestido solo le llegaba hasta las rodillas, estaba soplando un viento frío bastante molesto, había pensado que no se pondría un vestido hasta la mentada cita, pero ahora tendría que pasar todo el día usando esta ropa para hacer compras con su hermana, ¿compras?, fue en ese momento en el que se dio cuenta.

-Ñaña ¿con que plata vamos a hacer compras?

-Ah, estaba reuniendo para comprar un celu nuevo, pero esto es más importante.

-Yo te lo pagaré, todo lo que gastes hoy te lo pagaré algún día.

-Sí, algún día te lo cobrare. Pero enderézate que así parece que tuvieras joroba.

Alex iba a contradecir a su hermana pero cerro la boca y obedeció, después de todo Verónica se estaba tomando muchas molestias para ayudarle, así que se enderezó y trató de caminar como le había enseñado, ¿tenía que caminar todo el día así?, que fastidio.

2 comentarios:

  1. Jujuju, al final será más femenino que su hermana ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que no, eso le quitaría mucho de la gracia que tiene Alex.

      Eliminar